Categorías

Una de las dudas más comunes cuando hay un bebé en casa suele estar relacionada con el consumo del agua. Normalmente, antes del sexto mes, el pediatra recomienda iniciar una dieta para el bebé semisólida que conviene complementar con pequeños sorbos de agua.

A partir de aquí, muchas personas se preguntan si los bebés pueden consumir agua directamente del grifo, embotellada o si existen otras 

¿Qué ventajas tiene el agua filtrada para nuestro bebé?

Ten en cuenta que el agua del grifo, en especial en las grandes ciudades, suele presentar más cantidad de cloro. Evidentemente, se trata de agua potable y que ha pasado los controles sanitarios pertinentes para su consumo, pero igualmente suele tener un alto contenido en químicos y otros elementos disueltos.

Agua más saludable

En el caso del agua filtrada, conseguimos un agua de mineralización débil o muy débil que, además de no contener químicos ni bacterias gracias al proceso al que se somete, favorece la eliminación de toxinas y/o la digestión. Está especialmente recomendada para dietas sin sodio, alimentación infantil o mujeres en periodo de lactancia, y también nos permite poder hacer biberones sin necesidad de hervir el agua.

Ahorro y comodidad

El agua filtrada acaba resultando una opción mucho más cómoda y económica que el agua embotellada. No solo estarás optimizando el espacio en casa al no tener que almacenarla, sino que además estarás ahorrando tiempo en ir a comprarla, un aspecto especialmente importante cuando hay un bebé en casa. Todo esto, con el ahorro económico que supone.

El agua filtrada en el hogar

Las ventajas de disponer de un equipo para filtrar el agua en tu hogar son muchos, tal y como te contamos en este artículo (link a https://purificaigua.es/es/content/89-que-beneficios-tiene-el-agua-filtrada). No sólo resulta beneficiosa para tu bebé, sino que todos los habitantes de la casa podrán disfrutar de los beneficios que aporta beber y usar este tipo de agua.

Las principales ventajas de disponer de agua filtrada en el hogar

  • Mejora notablemente la calidad del agua y, por lo tanto, su sabor y el de los alimentos que consumimos.
  • Ayudan a proteger tu salud. Además, el agua filtrada contiene minerales necesarios y beneficiosos para nuestro cuerpo, como el potasio o el magnesio, ya que los filtros no los eliminan.
  • Significan un ahorro económico, ya que resulta mucho más económico que comprar siempre agua embotellada.
  • Apenas debe someterse a tareas de mantenimiento, por lo que te ahorrará muchos dolores de cabeza derivados.
  • Los cartuchos filtrantes tienen una vida útil muy larga.

En Aigües Pruificades Saludables somos especialistas en instalación, mantenimiento y servicio técnico en tratamiento y purificación de aguas. Si tienes cualquier duda sobre qué tipo de equipo necesitas para filtrar el agua en tu casa ¡pregúntanos sin compromiso!