Categorías

sodastream

En la actualidad son cada vez más los desafíos de innovación que las empresas deben afrontar. Es en este sentido que Sodastream ha sabido diferenciarse en el mercado como una excelente alternativa para preparar refrescos y agua mineral de una manera rápida y sencilla.

La oferta de servicio es completa ya que además se proporciona una experiencia agradable para disfrutarla en grupo o en familia, y esto se puede constatar en la gran cantidad de países donde ya se comercializa este increíble producto.

El procedimiento a seguir es bastante fácil y consiste básicamente en cuatro pasos que son:

1.- Llenar con 1 Litro de agua de baja mineralización o idealmente, osmotizada, una de las botellas. Hay que llenar hasta la marca de nivel optimo impreso en la botella. Esta botella es de alta resistencia, y esta fabricado libre de BPA.
2.- Utilizar cualquiera de los distintos modelos de Sodastream para gasificar el agua mediante el empleo de uno de los cilindros gasificadores, para lo que no se requiere de energía eléctrica, son equipos totalmente mecánicos. El grado de gasificación, lo puede determinar el propio usuario, inyectando más o menos carga de gas en el agua, según su gusto.
3.- Si se desea, se puede hacer un refresco, adicionando cualquiera de los sabores que se ofrecen y que cubren una amplia gama de opciones como son los sabores light y naturales.
4.- Servir o realizar distintas combinaciones que permitirán gozar del sabor de nuevas bebidas.

Entre los distintos modelos de Sodastream podemos encontrar diseños muy elegantes así como novedosos y muy funcionales, esto también va de la mano de la garantía que ofrece la perfección de cada uno de estos productos.

Por otro lado, la calidad de los sabores le añade a todo esto un valor agregado extraordinario, que facilita el encontrar la combinación perfecta de acuerdo a las circunstancias. También se cuenta con botellas que son altamente resistentes y reutilizables, y que tienen al mismo tiempo tapones herméticos que guardan perfectamente el gas por mucho tiempo.

Un accesorio importante es el cilindro gasificador que es muy fácil de instalar y que cuenta con la posibilidad de reponerlo sin inconvenientes cuando éste se agote. El usuario devuelve el envase de gas vacio cuando este se agota, y se le suministra uno de lleno, ahorrando así costes para el cliente. Cada botella de gas CO2, puede gasificar unos 60 Litros de agua, aproximadamente, dependiendo del gusto del grado de gasificación de cada usuario.

Finalmente, cabe destacar que el beneficio también se deja ver en el ahorro que se obtiene en su preparación, con respecto a muchas de las marcas actuales que existen en el mercado, y además de que no consume energía eléctrica para su funcionamiento.