Categorías

El mantenimiento de un descalcificador es bastante sencillo, pero requiere de ciertos cuidados periódicos para asegurarse de que el equipamiento funciona correctamente y de manera eficaz.
Es cierto que los descalcificadores de agua suelen tener una vida útil muy larga. Sin embargo, los equipos necesitan ser revisados con regularidad para certificar la calidad del agua, proteger las tuberías del hogar y alargar la vida útil de los electrodomésticos.

¿Cómo realizar el mantenimiento de un descalcificador?

Para llevar a cabo el mantenimiento de un descalcificador es fundamental que cuentes con profesionales cualificados que dispongan de las herramientas y conocimientos necesarios para la manipulación de estos equipos. Solo así podrás asegurar el correcto mantenimiento del aparato. A continuación te explicamos paso a paso en qué consiste este procedimiento.

Instalar un prefiltro

Lo primero que tienes que tener en cuenta para realizar un correcto mantenimiento del descalcificador es que todos los equipos deben tener instalados un prefiltro. Este prefiltro evitará que entren en el equipo partículas de mayor tamaño que puedan provocar averías.

Mantener un correcto nivel de sal

Los descalcificadores utilizan sal para eliminar la cal del agua, así que comprobar que el depósito cuenta con un óptimo nivel es fundamental para garantizar su máximo rendimiento. Esta revisión debe hacerse por lo menos una vez al mes y lo ideal es que el nivel de sal se mantenga aproximadamente a medio depósito.

El consumo de sal dependerá de cada descalcificador, pero hay que tener en cuenta que un equipo estándar suele consumir de media un saco de sal al mes. En APS solo disponemos de descalcificadores de bajo consumo que te permitirán ahorrar sal, agua y electricidad.

Higienizar y desinfectar del equipo

Aunque la desinfección del descalcificador es un proceso sencillo, conviene que sea llevado a cabo por técnicos especializados. Si quieres mantener la salubridad del agua que consumes, lo más recomendable es realizar esta limpieza una vez al año.

Este saneamiento debe incluir la sustitución de los filtros, las membranas y las resinas. Solo así conseguiremos evitar posibles incrustaciones de hierro y magnesio, alargando la vida útil del descalcificador.

<H3> Analizar la dureza del agua

Para poder verificar el correcto mantenimiento del descalcificador es necesario realizar un pequeño análisis del agua. Para que el equipo esté funcionamiento adecuadamente, los niveles de dureza deben estar siempre entre 8 y 12ºF. En caso de que la dureza sea superior, lo más recomendable es llevar a cabo a una limpieza completa del equipo.

Puedes realizar este análisis una vez al mes para garantizar la calidad del agua y evitar posibles problemas o averías en el hogar.

Servicio de mantenimiento manual en APS

Nuestros descalcificadores están fabricados siguiendo altos estándares de seguridad y calidad. Sin embargo, con el paso del tiempo es inevitable que estos equipos necesiten de un buen reconocimiento que garantice un tratamiento óptimo del agua de nuestro hogar. En Aigues Purificades Saludables ponemos a tu disposición un equipo de profesionales especializados en el mantenimiento de descalcificadores y equipos de osmosis. Ofrecemos un servicio personalizado y a la medida del cliente, y además contamos con una amplia gama de marcas y disponemos de recambios aptos para la mayoría de los equipos del mercado. Infórmate en nuestra web sobre todos los servicios que ofrecemos.