Categorías

Las botellas de plástico no solo son perjudiciales para el medio ambiente, también pueden suponer un riesgo para nuestra salud. Si has decidido reducir su consumo y optar por alternativas más sostenibles y eco-friendly, una buena opción es decantarte por la utilización de botellas ecológicas.

¿Por qué las botellas de plástico son una mala elección?

Los plásticos están presentes en muchísimos productos que usamos diariamente y las botellas desechables son solo un pequeño ejemplo. Estas botellas están hechas de petróleo y tardan cientos de años en descomponerse, lo que supone un enorme impacto medioambiental.

El problema es que no solo contribuyen a generar toneladas y toneladas de residuos, también pueden dañar gravemente nuestra salud. Aunque son muchos los que suelen reutilizarlas, hay que tener en cuenta que las botellas de plástico están pensadas para un solo uso. No podemos rellenarlas una y otra vez, ya que muchas de ellas integran aditivos químicos que son nocivos para nuestra salud, como el BPA o Bisfenol A.

Es cierto que las cantidades de este compuesto en las botellas desechables son ínfimas. Sin embargo, este tóxico puede liberarse cuando el plástico se somete a altas temperaturas, y además cuantas más veces reutilicemos una botella, más nos estaremos exponiendo a estos componentes.

¿Cuál es la mejor opción a la hora de elegir botellas ecológicas?

Existen diversas alternativas a las tradicionales botellas de plástico. A continuación te explicamos cuáles son las opciones más recomendables y en qué debes fijarte a la hora de elegir una botella ecológica.

Botellas de vidrio

Las botellas de vidrio son siempre una buena alternativa, son fáciles de limpiar y no transfieren partículas al líquido ni alteran su sabor. El único problema es que aunque pueden resultar muy resistentes, su mayor inconveniente sigue siendo su peso y fragilidad. En caso de que quieras utilizarla fuera de casa, puedes optar por recubrirla con alguna funda de silicona para proteger el vidrio de posibles golpes.

Botellas de vidrio borosilicatado

El borosilicato es un tipo especial de vidrio compuesto con sílice y boro, dos elementos que mejoran su resistencia y ligereza. Estas botellas ecológicas soportan mejor los golpes y los cambios de temperatura. Sin duda, resultan una mejor opción que las tradicionales botellas de vidrio. El único problema es que estos recipientes no se pueden reciclar del mismo modo que el vidrio convencional.

Botellas de silicona

Las botellas de silicona también son una buena opción, sobre todo para los deportistas. Este tipo de material soporta muy bien las bebidas frías y calientes, y además estas botellas son inocuas para la salud, amortiguan muy bien los golpes y son muy flexibles y maleables.

Botellas de acero inoxidable

Las botellas ecológicas de acero inoxidable son ligeras y muy resistentes a la abrasión. Son una muy buena opción para mantener en la temperatura ideal los líquidos, fríos o calientes, durante mucho más tiempo. Eso sí, conviene tener cuidado porque si se calientan en exceso, también acaban calentado el líquido que se encuentra en el interior.