Categorías

Beber agua no potable o de fuentes no controladas puede suponer un riesgo muy grave para la salud. De hecho, esta es la causa de más de 800.000 muertes al año. Las enfermedades transmitidas por el agua suelen ser provocadas por el consumo del agua no tratada o contaminada con microorganismos patógenos.

Las bacterias proliferan muy fácilmente en el agua y las enfermedades no solo pueden contraerse por consumo o contacto directo. La contaminación también es posible a través del consumo de alimentos cocinados o lavados con dicha agua.

5 enfermedades transmitidas por el agua contaminada

Actualmente cerca de 2.000 millones de personas en todo el mundo beben agua contaminada. Esto supone un gran riesgo de contraer desde infecciones intestinales de diversos tipos hasta Hepatitis A, fiebre tifoidea o incluso cólera.

1. Gastroenteritis

La gastroenteritis es una de las enfermedades transmitidas por el agua más conocidas. Es provocada por una inflamación de las mucosas del estómago y suele transmitirse a través de alimentos contaminados con aguas no procesadas. La deshidratación severa es uno de los síntomas más graves. Esto sucede en casos intensos de diarrea y vómitos, ya que el paciente es incapaz de ingerir suficientes líquidos para sustituir aquellos que va perdiendo.

2. Disentería

La disentería o amebiasis es otra infección intestinal que puede transmitir por el agua contaminada, impidiendo la absorción de nutrientes. Los síntomas son similares a los de la gastroenteritis: vómitos, diarrea, color abdominal, fiebre, deshidratación… En los casos más graves puede llegar a infectar otros órganos, como el hígado o el sistema respiratorio.

3. Fiebre tifoidea

La fiebre tifoidea es una infección causada por la Salmonella. Este parásito suele transmitirse a través del consumo de agua o alimentos contaminados. Entre sus principales síntomas encontramos fiebre, dolor abdominal, diarrea, vómitos, estreñimiento, manchas en la piel… Aunque es posible su tratamiento a través de antibióticos, esta enfermedad puede prevenirse con una vacuna.

4. Cólera

El cólera sigue siendo una de las infecciones diarreicas más comunes causadas por el agua contaminada. Según la OMS, llega a causar entre 21.000 y 140.000 muertes al año. El riesgo de contraer la enfermedad es más alto en países pobres o carentes de infraestructuras básicas que garanticen el acceso al agua potable.

5. Hepatitis A

Otra de las enfermedades transmitidas por el agua es la hepatitis A. Esta enfermedad del hígado no suele ser peligrosa, pero es altamente contagiosa. Puede transmitirse a través del contacto con heces contaminadas, microbios de origen intestinal o con la ingestión directa de agua contaminada con estos microorganismos.

 

A pesar de que el agua del grifo que bebemos en casa es completamente segura y apta para el consumo, existen algunos tratamientos para purificarla, mejorar su sabor y su calidad. Las soluciones más eficaces son los filtros de agua o los sistemas de depuración de osmosis inversa, que consiguen eliminar hasta un 95% de las sustancias contaminantes que puede contener el agua, como microorganismos, sales minerales, metales pesados…