Categorías

Todo el mundo sabe que la contaminación del aire influye en nuestra salud. Lo que muchos no saben es que en el aire se encuentran unas partículas llamadas iones, y que su carga eléctrica influye en nuestro organismo.

Cuando hay demasiada carga de iones positivos en el ambiente, los efectos que produce en la salud de las personas son perjudiciales. Nos cambia el estado de ánimo, nos pueden aparecer dolores de cabeza, depresión, irritabilidad, nerviosismo, enfermedades respiratorias como bronquitis o asma y malestar en general. Si por el contrario, estamos en ambientes donde hay una carga de iones negativos, esto influirá positivamente en nuestro cuerpo. De esta forma se favorecen el relax, el equilibrio y la armonía de todo el organismo.

 ¿Dónde se pueden encontrar entornos con iones positivos?

 En lugares como en la ciudad o en casa, donde hay un gran número de aparatos tecnológicos y electrodomésticos como el ordenador, el teléfono móvil, la nevera, etc., se generan grandes cantidades de iones positivos.

 ¿Y entornos con iones negativos?

En lugares rodeados por la naturaleza como el mar, cerca de un río, en la montaña, etc. encontramos grandes concentraciones de iones negativos en el aire, que favorecen al bienestar y la relajación.

 Los iones negativos se absorben al respirar o a través de la piel. Los beneficios para nuestra salud son numerosos: se corrigen enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio porque se favorece la eliminación de la mucosidad que retiene impurezas del aire, disminuyen la fatiga, los dolores musculares, la ansiedad y se regula la tensión arterial.

¿Podemos remediarlo?

 Para ello, existen aparatos que pueden ser beneficiosos. Por ejemplo, Aigües Purificades Saludables ofrece una ducha ecológica, la Ecoducha. Funciona mediante el intercambio de iones, aportándonos iones negativos, que son beneficiosos para nuestro cuerpo.

Esto ocurre porque la Ecoducha contiene en su interior piedras minerales de Turmalina y de Germanio, que realizan el intercambio de iones cuando el agua supera los 32ºC.

Además de ser beneficiosa para los seres humanos, se trata de una ducha ecológica, más respetuosa con el medio ambiente porque ahorra un elevado porcentaje de agua.