Categorías

Un fuerte olor a hidrocarburos alarmó a toda la población de Coria del Río (Sevilla) a causa de una fuerte olor a "combustible, gasoil o petróleo". Inicialmente se pidió informes a las gasolineras para verificar que no se había producido ninguna fuga, una vez descartada esta opción, se pidió a la empresa encargada de la gestión Emasesa, revisar los alcantarillados y tomar muestras de los pozos. A través de este análisis se han detectado sustancias volátiles no habituales en residuos domésticos, utilizados principalmente como aditivos presentes en combustibles, por lo que todo indica, que podría ser un vertido ilegal. 

Por su parte, algunos de los habitantes necesitaron atención médica, ya que el vertido provocó cefaleas, picor en los ojos y garganta. 

Este tipo de vertidos afectan al ritmo habitual de la gente, y por ello, la osmosis inversa garantiza agua de calidad independientemente de estos casos.