Categorías

Este verano son muchos los incendios que han azotado el territorio español afectando muy negativamente el medioambiente. Y con los incendios el que ocurre es que las cenizas se desplazan terminando en depósitos naturales de agua potable convirtiendo esta en agua no apta para el consumo.

Este caso se dio durante el verano en Galicia, en la población de Concello de Verín, donde 14.000 vecinos no tuvieron agua potable en sus casas durante horas debido a la turbiedad.

Este caso se repitió en la población zamorana de Puebla de Sanabria, donde se tuvo que subministrar agua potable apta para el consumo humano mediante dos camiones cisterna con capacidad para 19.000 litros cada uno.

Si tenemos en cuenta que de cara al futuro se prevén un aumento del número y la voracidad de los incendios por toda España, disponer en nuestros hogares de una Máquina de Osmosis Inversa patrocinada por Aigües Purificades Saludables proporcionará que sigamos teniendo agua limpia y saludable.”