Categorías

Rellenar una botella de agua una vez se nos ha terminado el agua puede parecer lo más normal del mundo, ya que mucha gente lo hace en gimnasios, oficinas o aulas pero numerosos estudios evidencian que no es una práctica demasiado sana ni segura.

Ya sea por cuestión de comodidad, por no haber de ir cada vez a rellenar el vaso, mucha gente rellena una botella de agua vacía, y así cada vez que esta se vacía. Parece poco peligroso, porque si la botella está limpia y es agua, ¿qué peligro existe?

Existen 2 tipos de riesgos que podemos correr, el primero es que el contacto prolongado con los dedos y los labios incrementa la probabilidad que entren bacterias en el interior de la botella. Y segundo, es que el plástico de las botellas se acaba gastando liberando componentes químicos y favoreciendo el desarrollo de microorganismos.

En cuanto a los plásticos debemos tener en cuenta que existen de muchos tipos: PET, HDPE, LDPE, PVC, BPA, etc. y en algún sitio de la botella o la etiqueta debe de indicar el material del cual está fabricado. La gran mayoría de las botellas que podemos encontrar hoy en día en el mercado están fabricadas enpoliterftalato de etileno, que de distingue con la denominación “PET 1”. Este material es transparente, ligero, impermeable y protector del contenido que está en su interior. Pero a pesar de presentar muchas ventajas, no fue pensado para su reutilización.

La boca de la botella es, evidentemente, la zona donde más concentración de bacterias encontramos. Por eso, si reutilizamos la botella de forma seguida, el número de bacterias crece considerablemente e incrementa el riesgo de infección. Con el tiempo y la reutilización, el plástico se deteriora y facilita la adhesión de microorganismos.

¿Existen alternativas? Claro que sí. Si lo que queremos es agua mineral, lo mejor es comprar una botella cada vez, pero sí, es caro. Ahora bien, si la botella está realizada de HDPE, LDPE, i PP podemos reutilizarlas, pero es muy complicado encontrarlas en el mercado.

Pero el material más seguro es el cristal, recomendable para casa y la oficina, y el acero inoxidable, para el gimnasio o la escuela. A pesar que estos dos materiales son más seguros, no debemos olvidar de limpiarlos asiduamente y secarlas antes de volver a usarlas.

Y para disfrutar de agua de calidad, estés donde estés, en APS te ofrecemos las botellas Bbo Irisana, que además de filtrar el agua, la enfría y está libre de BPA.