Categorías

Los vecinos de Monistrol de Montserrat durante el pasado es de setiembre estuvieron 2 días sin poder consumir agua debido a que esta tenía olor y gusto a carburante. Las analíticas, realizadas por Sorea, la empresa distribuidora, confirmaron que contenían un nivel demasiado elevado para el consumo humano. El Ayuntamiento alertó de que el agua del grifó no podía usarse ni para consumo, ni para cocinar ni para la higiene personal, especialmente, lavarse los dientes. El acuífero del que dispone Monistrol se encontraba totalmente infectado.

Este es un caso más de la poca fiabilidad de beber directamente del grifo, ya que la pureza real del agua es muy cuestionada. Los vecinos de Monistrol se mostraron especialmente molestos por cómo se les había comunicado la incidencia; tarde y mal.

Los sistemas de osmosis inversa para uso doméstico son la solución ideal para consumir siempre agua potable de calidad sin riesgos para el consumo y sin el riesgo de sufrir cortes en el subministro. Como vemos, en Monistrol en pocas horas se agotó el agua embotellada de la población.

Podéis leer la noticia completa aquí.