Categorías

La población valenciana de Olocau ha visto como su consumo de agua potable ha quedado restringido por exceso de nitratos en el agua, ya que así lo afirmaban los últimos controles analíticos realizados. El agua contenía 54 mg/l de nitratos cuando el nivel máximo, establecido por el Ministerio de Sanidad, es de 50 mg/l en consumo humano. Estos datos pues, ponen de relieve que el agua subministrada no es apta ni para beber ni para cocinar pero sí para lavar alimentos, ropa o el aseo personal. Desde Aigues Purificades Saludables aconsejamos que ante casos parecidos, nunca lavéis vuestros alimentos con esta agua, ya que el alimento se impregna del agua y puede suponer un riesgo para la salud.

 Cabe remarcar que estas restricciones no afectaron a toda la población sino sólo a un millar de personas de urbanizaciones diseminadas.

 La compañía encargada del subministro del agua explicó que el incremento de los niveles de nitratos fue causa del aumento de las precipitaciones de los últimos meses. El exceso de lluvias aceleró la filtración subterránea de los fertilizantes usados en agricultura, estiércol y purines derivados de las actividades ganaderas. Ante tal situación se ha gestionado la implantación de un sistema de desnitrificación para optimizar la calidad del agua.

 Este caso, no aislado, es un ejemplo más de la necesidad de procurarnos un sistema de osmosis inversa en nuestros hogares para asegurarnos disponer siempre de agua de calidad para el consumo, higiene, cocina, etc. Según tus necesidades, disponemos del equipo más adecuado.

 Podéis leer la noticia completa aquí.